//--> *Carlos Rodríguez Apolinario*: Cuando un árbol muere...

2006/09/28

Cuando un árbol muere...




Durante miles de años, los humanos han estado jugando un papel cada vez más importante en la deforestación. A través de la historia, un imperio tras otro han cortado bosques para construir sus barcos y viviendas, y como combustible. Una vez que han sido devastados, esos bosques no se han recuperado en mil años o más, y algunos nunca se recuperarán -- como en partes del Mediterráneo, el Medio Oriente y Gran Bretaña.

La deforestación global se ha acelerado dramáticamente en décadas recientes. Los bosques tropicales de América del Sur y del Sudeste de Asia están siendo cortados y quemados a una tasa alarmante para usos agrícolas, tanto en pequeña como en gran escala, desde enormes plantaciones de palmera aceitera hasta la agricultura de susistencia de "tumba y quema". Los fuegos que se inician para estos propósitos frecuentemente arden fuera de control. La llamada "Bruma" en el Sudeste de Asia durante 1997 y otros años fue el resultado de extensos incendios forestales que ardían sin control en los bosques afectados por la sequía.

La idea de deforestación crea imágenes de áreas desnudas. Por esto, cuando alguien ve una fotografía de áreas "altamente deforestadas" en partes de los trópicos, ellas se sorprenden al ver que todavía quedan muchos árboles ahí. De hecho, no parecen estar deforestadas. La razón de ello es que por lo menos el 10 por ciento del terreno es cubierto por las copas de los árboles; si el porcentaje de bosque cae por debajo del 10 por ciento, las áreas tropicales son consideradas deforestadas.

Pero que existan algunos árboles no significa que el bosque no haya sufrido daños. Cualquier reducción del bosque es un problema para su ecosistema. La deforestación ocurre cuando los bosques son convertidos en granjas para alimentos o cultivos comerciales o usadas para criar ganado. También la tala de árboles para uso comercial o para combustible lleva a la destrucción de los bosques.

La deforestación no tiene que ver solamente con la pérdida de árboles. También tiene un gran impacto sobre el ambiente. Muchas criaturas vivientes dependen de los árboles por lo que, cuando desaparecen los árboles, igualmente desaparecen los animales (biodiversidad disminuida). Se pierden medicinas y materiales potencialmente valiosas, lo mismo que el agua y el aire limpios. Sufren las personas indígeneas y, eventualmente, también las economías nacionales. El futuro de las personas y de los bosques están interconectados.

3 Comments:

At 6:06 p.m., Anonymous Anónimo said...

amio tiene mucha razon. lo que haz escrito en este articulo es una realidad que nos debe importar a todos pues se trata de nuestro medio ambiente...en in ojala que sigas con esta difusion y mas personas se den cuenta de lo que esta pasando...angela

 
At 7:54 p.m., Anonymous Anónimo said...

me encanta q hayan personas como tu tan sensibles con este tipo de problemas, ojala podamos hacer algo ya q existe en este mundo tanta injusticia q la gente misma se desvalora y no se da cuenta de su propia realidad, y olvida su autoproposito: q es cuidarse, xq al cuidarse tambien tiene q cuidar su medio.... gracias carlitos
...esto fue escrito por MILAGROS

 
At 4:48 p.m., Anonymous *CHEKO* said...

Comparto con lo que dicen los otros comentaristas, que deberian mas personas interesarse y respetar mas el medio ambiente, en definitiva es nuestra casa la que estamos dañando, con la tala de arboles, la contaminacion en general y de mas cosas.
Pero estoy seguro que las nuevas generaciones, SIII, tendran mas respeto e interes por todo lo referido a la naturaleza...
Bueno por hoy nada mas, jajjajja!!
Saludos a mi gran amigo Carlos!!!
Adeos!!! Leonardo*-

 

Publicar un comentario

<< Home